Todo lo que nos rodea es luz.

La cámara fotográfica sólo es una herramienta.

Nos permite asomarnos y ver el espactáculo.

Sin interferir.